La cultura del territorio debe tener como primera preocupación, encontrar la forma para que la colectividad pueda disfrutar de los recursos del territorio y preservar sus valores para las generaciones presentes y venideras.